jueves, 29 de marzo de 2018

17 HERRAMIENTAS PARA EL CONTROL DE ASISTENCIA EN EL AULA


La asistencia escolar es importante, como también lo es su control y llevar un registro y seguimiento de las faltas a clase de los estudiantes. ¿Qué métodos o sistemas soléis emplear? Os proponemos 17 herramientas para el control de asistencia entre las que elegir.

1Alexia
Los profesores pasan lista desde la zona web o desde sus dispositivos móviles a través de una aplicación móvil. Este control de asistencia se puede trabajar tanto para la parte académica como para las actividades extraescolares y comedor. Si el centro así lo decide, la familia puede acceder en tiempo real a todas las ausencias o retrasos y justificarlos de forma on line. Gracias a un servicio de notificaciones, éste también puede determinar que los padres reciban un email o un mensaje SMS automáticamente cuando se produce una falta de asistencia, o bien enviar un resumen con todas las incidencias de forma periódica.
2Dinantia
El control de asistencia es una de las funcionalidades de esta plataforma de comunicación web y móvil, que permite pasar lista desde cualquier dispositivo (ordenador, teléfono móvil o tableta) y enviar notificaciones automáticas a los padres de los estudiantes ausentes; en este caso, las familias pueden justificar estas ausencias y adjuntar un archivo o comprobante desde su teléfono. Para pasar lista, los profesores utilizan el módulo de asistencia de la plataforma y en menos de un minuto completarán esta tarea. El módulo, además, proporciona estadísticas con los porcentajes de asistencia de cada alumno o grupo, por períodos…
3Esemtia 
Del Grupo edebé, es una plataforma integral que aborda todas las etapas educativas, desde Infantil a Formación Profesional. Ofrece las herramientas adecuadas para la gestión académica y administrativa del centro, así como para llevar a cabo el proceso de comunicación entre los miembros de la comunidad educativa. Sus productos esemtia school y esemtia enfant incorporan una función de justificación de faltas.
4Gestión aula
El entorno de gestión integral de centros de Grupo Anaya es un proyecto modular que organiza tareas académicas, comunicaciones y la gestión interna de las instituciones educativas. Trabaja en la nube y es operativo con tabletas iOS y Android, y una de sus aplicaciones es Getsión Aula-Web, una herramienta que ofrece a los centros la posibilidad de crear su propio portal y mantener una comunicación constante con familias y alumnado. Una de sus funcionalidades es la gestión de faltas.
5iEduca
Disponible a través de la nube y aplicación para dispositivos iOS y Android (iEduca TokApp), el profesorado puede consultar las fichas de sus alumnos y también controlar su asistencia al aula. Mientras, las familias acceden de manera directa a toda la información relacionada con sus hijos (agenda, horarios y control de faltas detallado) y se comunican con el centro si así lo creen conveniente.
6Additio App
En web y para Android e iOS, funciona como un cuaderno de notas para que los docentes no sólo planifiquen el curso o lleven un seguimiento de las notas. Ayuda a controlar la asistencia al centro y es posible visualizar de manera instantánea los resúmenes de asistencia y elaborar informes. Se puede trabajar sin conexión a Internet sincronizando los datos entre dispositivos
7Agora
Cada alumno tiene su propia ficha, a través de la cual el profesor gestiona y controla todo lo que sucede en el aula. Esta ficha contiene sus datos personales y también es útil para conocer y consultar sus datos de asistencia, o ver a que grupos asiste.
8ApliAula
Esta herramienta de control del aula es una aplicación para que los docentes, desde su tableta o teléfono móvil, efectúen un seguimiento del control de ausencia y luego visualicen toda esa información para cada una de las asignaturas a través de tablas..
9Aula1
Registrar ausencias o incidencias, introducir y calificar parciales o registrar notas de las evaluaciones finales son algunas de las funcionalidades de este sistema de gestión escolar.
10DocCF 3.0
Las familias pueden consultar en línea, a través de este software para la gestión académica y administrativa, la agenda escolar y las calificaciones de su hijo,  además de recibir notificaciones por e-mail relacionadas con su ausentismo o disciplina. Mientras, los chavales también pueden consultar sus calificaciones, la agenda escolar y la biblioteca.
11Gescola
On line y flexible, este sistema de gestión permite diferenciar el tipo de faltas (ausencia, ausencia justificada, retraso y retraso justificado) y asignar un código de colores dependiendo de la gravedad de ésta. Asimismo, muestra la asignatura que debería realizar el estudiantes a la hora de su ausencia; permite elaborar listados de asistencia por grupo y de manera individual; obtener estadísticas por asistencia… Es posible enviar notificaciones a las familias cuando se produce una falta que no está justificada.
12Goombok   
Proporciona una visión 360º del alumno porque desde, un único lugar, los docentes tienen acceso a todo su historial e información actualizada: datos generales, actividades escolares y extraescolares, evaluaciones, calificaciones, notas del tutor, informes de evaluación incidencias o faltas de asistencia son algunas de las funciones disponibles.
13GQdalya
Esta plataforma incorpora un módulo que define y gestiona cualquier tipo de incidencia relacionada con el alumno: faltas, retrasos, comportamientos… Dispone de una gestión de alarmas automáticas ante este tipo de situaciones y es posible notificarlas vía e-mail o mensaje SMS a las familias. El módulo genera consultas e informes de evaluaciones, incidencias u otro tipo de observaciones.
14IesFácil 
Se trata de un conjunto de aplicaciones modulares y escalables que el centro educativo puede utilizar tanto en modalidad nube como local. Una de ellas es iesfácil move! para anotar a diario el comportamiento del alumno, ausencias, amonestaciones…
15inditar
Se trata de identificar, con utilización de tarjetas personales PVC, si el alumno ha asistido a la clase, a través de la instalación de lectores colocados en diferentes puntos del centro. De esta forma, no sólo se controla la asistencia, sino también el acceso a determinadas aulas, préstamos de la biblioteca o registros en Internet.
16iTeacherBook
Esta aplicación ha sido diseñada para controlar las tareas básicas del día a día del alumno de una forma sencilla e intuitiva. Con ella, se puede gestionar desde un único dispositivo la asistencia, las calificaciones, las fichas personales de cada estudiante e, incluso, generar informes sobre los progresos.
17Weeras Platform
Su módulo de incidencias ayuda a monitorizar de forma sencilla y rápida cualquier contingencia, eventualidad o falta de asistencia relacionada con los alumnos, manteniendo informadas a las familias de forma automática.





Fuente del articulo:
http://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/herramientas-control-asistencia/34639.html
Por: PATRICIA MÁRMOL
Periodista. Redactora de noticias, entrevistas, reportajes y asistencia a eventos internacionales. En concreto, escribo para revista impresa y digital Educación 3.0, así como para otras revistas tecnológicas.


domingo, 25 de marzo de 2018

“LOS QUE DICEN QUE MEMORIZAR ES UN ERROR TENDRÁN QUE DEMOSTRAR POR QUÉ LO ES, NO AL CONTRARIO


Algunas pedagogías modernas sugieren que memorizar no sirve de nada. Suelen ser pedagogías más orientadas a que el alumno sea feliz porque, entienden, que si no lo es no será capaz de aprender. Otros tumban esos argumentos que consideran falaces. Alberto Royo escribió su libro Contra la Nueva Educación, precisamente para dar voz a lo que él considera la base del éxito: el esfuerzo. Memorizar cuesta, por eso a muchos no les gusta pero se hace impensable pensar que alguien pueda tener una cultura amplia si no le dedica tiempo y estudio a las materias. Algo que, sin duda, pasa por memorizar.

-Quienes defienden la inutilidad de la memorización suelen decir que no sirve de nada aprenderse la lista de los Reyes Godos
-Como estudiante, jamás tuve que aprenderme la lista de los reyes godos. Y hace muchísimo tiempo que no se enseña. Por lo tanto, recurrir a la lista de los reyes godos para denostar la memorización, aunque es habitual entre los que se dicen innovadores, tiene poco sentido. Sí recuerdo (y no tengo ningún trauma ni me han quedado secuelas) el alfabeto griego o la tabla periódica, aunque imagino que eso para algunos es perder el tiempo (hasta se cuestiona que haya que aprender el nombre de los ríos). Justificar que memorizar es bueno no debería ser necesario. Deberíamos apelar al principio jurídico delonus probandi, es decir: “lo normal se entiende que está probado, pero lo anormal se ha de probar”. Aplicado a la enseñanza: son aquellos que dicen que memorizar es un error quienes tendrán que demostrar por qué lo es, ya que ni la experiencia ni las evidencias nos indican que sea así. ¿Cómo vamos a leer música sin saber situar las notas en el pentagrama? Pero, ya que me pregunta, le diré que memorizar es bueno en sí mismo, ya solo por el ejercicio intelectual que supone.
-Igual la lista de los Reyes Godos no es muy útil pero muchos que defienden no memorizar dicen que tampoco aporta demasiado saberse las fechas de las guerras mundiales sino lo que pasó en ellas…
-Es imposible comprender un hecho histórico sin conocer datos o circunstancias concretas que uno, inevitablemente, ha de memorizar. Por otra parte, memorizar es, en realidad, fijar algo en la memoria. Y lo que no queda en la memoria es porque no se ha aprendido. No se trata de repetir de forma absurda datos inconexos sino de disponer de un armazón que permita contextualizarlos. Por ejemplo, aprender que Monteverdi nació en 1567,y no aprender nada más, no nos aportará demasiado, pero saberlo nos permitirá apreciar el carácter revolucionario de un compositor nacido en pleno Renacimiento que, sin embargo, no solo colaboró en el establecimiento de la llamada seconda prattica, sino que ha resultado ser tan avanzado, tan auténticamente moderno, como Caravaggio, Cervantes o Galileo. Lo que quiero decir es que hacen falta datos, fechas importantes, hechos históricos y nombres, pues de lo contrario no hay asideros firmes para comprender nada, igual que es imposible reflexionar sobre algo que se desconoce o que se conoce solo de manera superficial. El ejercicio de la memorización no va en detrimento de la reflexión. Al contrario: la primera es indispensable para la segunda. Vaya. Al final, he terminando justificando yo por qué hay que memorizar.
-Memorizar a veces en un rollo. ¿Existen técnicas para que esto sea más agradable?
-Se puede memorizar de muchas formas: repitiendo una y otra vez, buscando reglas nemotécnicas… Da igual, porque a cada uno le funciona una u otra estrategia. A mis alumnos de primer curso les hago memorizar las notas en el pentagrama mediante conjuros de Harry Potter. A algunos les va bien, otros prefieren simplemente repetir hasta tenerlas memorizadas. No tiene mayor importancia porque, en general, el método es menos determinante de lo que se dice.
– Usted es profesor. ¿Sabe distinguir un alumno que memoriza todo del que saca rendimiento real de aquello que se aprende de memoria?
-Sí. Enseguida se nota cuándo alguien ha aprendido algo sin comprenderlo y cuándo está demostrando que la comprensión ha sido óptima. Lo que los profesores debemos pedir es comprensión, memorización y reflexión.
-El sistema educativo ideal es aquel que…
-Aquel en el que todos los alumnos puedan desarrollar al máximo sus capacidades y encuentren aquellos conocimientos que la mayoría no podrán encontrar fuera. Un sistema que entienda que a través del saber y la cultura aprendemos a ser críticos, creativos y abiertos, que sirva para abrir horizontes a nuestros alumnos y para reforzar una serie de hábitos y valores que les serán muy beneficiosos. Que pueda ser una herramienta de mejora social.


Autor: Gema Lendoiro / Fuente: La Razón
Fuente de la Entrevista:
https://www.larazon.es/familia/los-que-dicen-que-memorizar-es-un-error-tendran-que-demostrar-por-que-lo-es-no-al-contrario-AD17639238


jueves, 15 de marzo de 2018

UNICEF: 5 FORMAS DE AYUDAR A ELIMINAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS NIÑAS


Gertrude (nombre ficticio), de 15 años, está de pie contra una pared en la aldea de Ndenga, República Centroafricana. “Me perdí dos años de escuela porque los rebeldes atacaron nuestro pueblo y huimos al monte”, dice ella. “Ahora estoy de vuelta a la escuela y feliz, pero la vida sigue siendo muy difícil porque somos ocho niños, con mi padre muerto y mi madre discapacitada. Lo que sueño en el futuro es poder hacer algún intercambio, tal vez tener una pequeña tienda para poder mantener a mi familia”.

¿En qué piensas cuando escuchas “violencia contra las niñas”?
Posiblemente, en el secuestro más reciente de las niñas de una escuela de Nigeria a manos de militantes de Boko Haram y en la probabilidad de que las obliguen a casarse con sus captores, como ya les ocurrió a las víctimas anteriores.
O quizá pienses en los 120 millones de niñas de todos los rincones del mundo que han sido víctimas de violencia sexual.
O, tal vez, en el acoso y los silbidos a los que se enfrenta una niña como tú o tu hermana cuando va a la escuela.
De camino a la escuela, en clase, en casa, en campamentos de refugiados y en parques, las niñas son víctimas de acoso y violencia. En todo el mundo, más de ocho de cada 10 niñas sufren acoso en la calle antes de cumplir 17 años. En los Estados Unidos, más de una de cada 10 niñas ya ha sido objeto de provocaciones sexuales cuando cumple 11 años. Las niñas con discapacidad mental están expuestas a un riesgo mayor: en Australia, hasta un 68% han sido víctimas de agresiones sexuales.
Magu mira por una ventana de su casa ubicada en un pueblo de 5.000 habitantes en el norte de España, donde vive con su madre y su hermano menor. Magu sufrió abusos sexuales y físicos por parte de su padre y después de sufrir en silencio durante mucho tiempo, finalmente logró hablar sobre el abuso hace dos años cuando su maestra notó que algo andaba mal. Desde entonces, ha recibido el apoyo de su escuela y de un psicólogo.
Por otra parte, están los 750 millones de mujeres y niñas de todo el mundo que se casaron siendo niñas. Cuanto más joven se casa una niña, más posibilidades tiene de quedar aislada socialmente o en una posición de dependencia. Como resultado, se vuelven enormemente vulnerables a la violencia física y sexual en su propio hogar.
Solo presenciar la violencia en el hogar puede resultar demoledor. Uno de cada cuatro niños menores de cinco años vive con una madre víctima de la violencia perpetrada por su pareja sentimental. Esas niñas y esos niños tienen más posibilidades de continuar el ciclo de violencia cuando se hacen adultos, ya sea como víctimas o como abusadores.
Las consecuencias del acoso y la violencia son graves y dejan marcas duraderas. Las niñas se mantienen alejadas de los ámbitos de estudio en los que predominan los hombres o, directamente, abandonan la escuela porque se sienten inseguras. Aprenden a ser invisibles y a permanecer en silencio y, con ello, se perpetúan las impactantes estadísticas de desigualdad de género.
Un grupo de niñas de un centro de aprendizaje temporal en el campo de refugiados en Uchiprang, cerca de Cox’s Bazar, Bangladesh, estudian con un globo inflable que hace parte de los materiales educativos de “escuela en una caja” que distribuye UNICEF.
En el Día Internacional de la Mujer, daremos voz a las niñas, las mujeres, los niños y los hombres que han decidido decir ¡ya basta! Sus voces resuenan desde lugares próximos y remotos, en los que reina la paz o donde existen conflictos. Estas son cinco formas de participar en un movimiento para construir un mundo en el que todas las niñas y las mujeres puedan vivir libres del miedo y la violencia:
  • No cometas abusos. La violencia contra las niñas y las mujeres incluye los abusos, el acoso y las agresiones físicas y sexuales. Sucede en casa y en lugares públicos. Asegúrate de formar parte de la solución, no del problema.
  • Habla con una niña de tu familia o tu comunidad acerca del abuso sexual. Dile que nunca debe aceptar el contacto no deseado y que, si alguien la hace sentir incómoda, es bueno denunciarlo. Dale a conocer redes sociales digitales como U-Report, que le permitirá expresarse y formar parte de una comunidad mundial de casi cinco millones de personas.
  • Ayuda a activistas jóvenes que se estén movilizando para eliminar la violencia contra las niñas compartiendo sus historias con tus amigos, tu familia o en redes más amplias. Celebra sus logros y ayuda a cambiar la conversación. Hazle saber a la gente que esta generación de niñas y niños representa el fin del ciclo de violencia.
  • Participa en iniciativas como Time’s Up. Exige que los perpetradores asuman la responsabilidad por sus abusos y garantiza que las niñas puedan vivir y trabajar seguras cuando sean mayores.
  • Denuncia un caso cuando lo veas y apoya a las supervivientes de violencia y acoso sexual. Los abusos se siguen produciendo cuando la gente los mantiene en silencio. Todos debemos dejar claro el mensaje de que no se tolerará más violencia contra las mujeres y las niñas.

Por Patty Alleman, Shreyasi Jha/
UNICEF/13 de marzo de 2018

martes, 6 de marzo de 2018

“NO SABEMOS QUE NO SABEMOS”: LA FILOSOFÍA Y LA EDUCACIÓN MEDIA, UN PROBLEMA DE SENTIDO


Pretender que una sola asignatura sea la responsable del desarrollo del pensamiento, habilidades, reflexiones sobre virtudes y actos en un estudiante es sencillamente una pedantería insostenible. Sin embargo, la defensa de la permanencia de la Filosofía como asignatura en el Plan General de Educación Media Científico-Humanista y Técnico Profesional tiene que ver con un diagnóstico incuestionable para todos los que llevamos los últimos 20 años en aula, y tiene que ver con el aprendizaje significativo, relevante e integral de los estudiantes que va más allá del resultado puntual en una prueba de selección múltiple de la naturaleza que sea. Así como sostengo que la Filosofía no es la única encargada del desarrollo y crecimiento de un estudiante, sostengo con firmeza la imposibilidad de captar en la inmediatez de dos años (tercero y cuarto medio) los aprendizajes que ésta asignatura entrega a los jóvenes como para cuestionar su pertinencia en los actuales niveles.


Es responsabilidad, por cierto, de todos los profesores y de todas las asignaturas, propender y relevar el pensamiento crítico, apropiarse de virtudes como la tolerancia y la importancia de otras perspectivas de pensamiento, sin embargo, es innegable que por su “naturaleza”, la Filosofía está llamada a abordarlos.
A mediados de los ’90, en los albores de la reforma de Frei, en sus orientaciones se definía a la Filosofía como una actividad intelectual, definición interesante, por cierto, pues remite a una actividad que en su profundidad es propia y natural del hombre. Es decir, la Filosofía no es una ocurrencia mágica, es sencilla y complejamente, la relación intelectual y sensorial cotidiana del hombre con su entorno y con su propia interioridad expresada en problemas a resolver, la capacidad de asombro, el maravillarse con el espectáculo de la naturaleza, el observar el comportamiento de otros y el observarse a sí mismo, por lo tanto y, en mi experiencia como docente, la mayor virtud de la Filosofía es que “es una provocación” al intelecto y los sentidos del estudiante, para que “cuestione”, busque soluciones, se motive a investigar, conozca, comprenda y respete otras respuestas a los mismos problemas dotando de sentido a su existencia, eso la transforma entonces en una asignatura URGENTE Y NECESARIA.
La tarea práctica de la Filosofía es mostrar a los estudiantes, la historia del pensamiento humano en temáticas y disciplinas que se han estructurado a partir de problemas fundamentales, se trata de no seguir atomizando el conocimiento, sino que todo lo contrario, la Filosofía tiene elementos de sobra para generar aprendizajes integrados por medio de diversas estrategias colaborativas o estrategias de enseñanza para la comprensión que permiten no solo integrar sino que, lo más importante, generar conocimientos nuevos, sintetizando, investigando, comparando, evaluando, aportando significativamente en la comprensión lectora y elaborando juicios críticos.
 En vez de discutir sobre la pertinencia de la asignatura, debiéramos estar discutiendo como implementamos la Filosofía en la Educación Básica, un niño o niña que construye las preguntas acertadas de seguro provocará para sí mismo y para su comunidad aprendizajes nuevos, significativos, en lo emocional, en la virtudes, actitudes y eminentemente en lo cognitivo.
No debemos cerrar los ojos, nuestro sistema educativo posee contradicciones vitales brutales, desconexión entre la educación escolar y la vida cotidiana, o la educación escolar y la educación superior, que con prácticas y metodologías muy distintas tratan de relacionarse, tratan de responder a preguntas en teoría o en el marketing parecidas, pero muy distintas en la realidad: ¿Los aprendizajes de la educación media tienen relación con la forma de vida (cultura) o con lo que la educación superior necesita y espera? Probablemente es por lo que algunos piensan que la Filosofía no es pertinente ni necesaria, menos algo útil por supuesto.
Es necesario enmarcar, en todo caso, el problema de la Filosofía, dentro de la valoración de las Humanidades en nuestro país, ésta es una pregunta relevante que los especialistas y visionarios en educación deben responder antes de sancionar la pertinencia de alguna asignatura para el sistema educacional. Es más, lo primero y siendo consecuente con la asignatura que defiendo, lo más importante sería construir las preguntas adecuadas para la estructuración del currículum, sería interesante observar lo que ocurre en otras partes del mundo, para crear y proyectar sobre lo necesario de invertir en Humanidades para cualquier sociedad.
Existen múltiples argumentos para defender la idea de que la Filosofía no solo sea una asignatura electiva en Tercero y Cuarto Medio según las nuevas bases curriculares. Desde lo pragmático de las horas y cómo se verán afectados muchos profesores de Filosofía y los actuales estudiantes en varias universidades, a la innegable desigualdad que se producirá cuando solo algunos tengan la oportunidad de tener este ramo dentro de su malla de aprendizajes, desigualdad que de seguro tendrá otros efectos más nefastos a largo plazo.
Como no conocemos los argumentos de la carencia de “pertinencia”, solo puedo argumentar desde la más singular experiencia docente en estos 20 años de aula. De seguro, muchos pedirán datos y cifras para “respaldar” alguna que otra afirmación arriesgada de este texto, me disculpo, ese dogma de las cifras no lo respeto mucho, menos cuando la realidad en que se sostiene cambia según quien interpreta, más con la experiencia que tengo en el aula. En vez de discutir sobre la pertinencia de la asignatura, debiéramos estar discutiendo como implementamos la Filosofía en la Educación Básica, un niño o niña que construye las preguntas acertadas de seguro provocará para sí mismo y para su comunidad aprendizajes nuevos, significativos, en lo emocional, en la virtudes, actitudes y eminentemente en lo cognitivo. En esta pasada les dejo una sentencia, usted deberá buscar a su creador, puede que sea una buena motivación para acercarse al mundo del amor al saber: “El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona”… ésta es la actitud filosófica a desarrollar en el aula, es Filosofía viva, es construir sentido.



Fuente del Artículo:
http://www.elmostrador.cl/braga/2018/02/22/no-sabemos-que-no-sabemos-la-filosofia-y-la-educacion-media-un-problema-de-sentido/
Por:
CRISTIÁN LÓPEZ PÉREZ
Profesor de Filosofía Titulado de la Universidad de Concepción. Magíster en Gestión Educacional UNAB. 20 años de ejercicio. En la actualidad en aula.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+